Kefir de agua con azúcar de coco

2018-10-01T13:12:43+00:00 30 - 09 - 2018|Escuela Online, Recetas|

Fermentando vida

Cuando escuche la primera vez fermentación me sonaba a “podrido”. Pero al pasar el tiempo he introducirme en esta técnica y comer y tomar fermentos hoy me suena a “vida”. La fermentación es unos de los pilares de la alimentación y del mundo del raw food como método de conservación, medicina y una manera de obtener más energía a un alimento o preparación . Existen muchas preparaciones para hacer fermentos y cada una con su particularidad. Es un proceso físico y químico de microorganismos/ bacterias que se transforman cuando están en un medio por un tiempo generalmente largo logrando un alimento predigestivo. Para que nos entendamos, son bichitos buenos que se generan por una reacción química. Digo bichitos, porque lo son, puede ser que generalmente pensamos que comer bacterias no son buenas pero en este caso si. Tengan en cuenta que dentro de nosotros hay un mundo de bichitos que forman parte de tu caminar por esta vida y si estos trabajan a favor todo es armonía.

Con la fermentación, si nos centramos en la gastronomía logramos olores, sabores y texturas intensas que aparte de aportar una buena salud y nutrición podemos obtener un subidón a nuestros platos llegando a cubrir el placer alimenticio. Que interesante poder agasajar a nuestros comensales con estos métodos, que interesante que el cocinero o cocinera pueda formar parte de este acto tan importante que es el comer facilitando la salud y la digestión.

Somos cómplices de lo que comemos y de lo que damos de comer y al darnos o dar fermentos estamos dando vida.

Aquí te enseño un riquísimo Kefir :

Kefir de agua con azúcar de coco

Ingredientes

2 cucharadas de nódulos de Kéfir de agua

2 cucharadas de azúcar de coco o azúcar de caña

4 dátiles u otro fruto dulce seco

2 rodajas de limón

1 litro de agua

Procedimiento

1- En un frasco grande de cristal poner el kéfir, el azúcar, los dátiles, el limón, y el agua.

2- Remover bien con un cucharón de madera o plástico. El kéfir no se lleva bien con el mental. Así que trata de evitar usar utensilios de este material.

3- Dejarlos 2 días con tapa, revolviendo cada día a temperatura ambiente.

4- Al pasar los 2 días, llevarlo a la nevera y dejarlo x 1 día.

5- Sacar y desechar el limón, los dátiles y luego colar el agua ya fermentada en una botella.

6-Llevarlo a enfriar y…ya tienes un néctar burbujeante y sano para brindar en estas fiestas.

Recomendaciones

-Puedes conseguir los nódulos de kéfir de agua a través alguna persona que tenga kéfir, ya que estos nódulos se reproducen cada vez que realizamos una receta. Se pasan de mano en mano. Así, cuando tú tengas, también deberás pasarlo. Es pura voluntad. Hay grupos en Internet de cada país.

-Para guardar y conservar los nódulos de kéfir por tiempo, puedes dejarlos en la nevera, en frascos de cristal con agua y un poco de azúcar o con el mismo liquido. Te recomiendo guardarlos con la ración justa para una receta. Compártelo y enseña hacerlo cuando tengas mucho. Te lo super agradecerán.

Si quieres aprender más, te invito a entrar a La Escuela de cocina Espiritual Chef. Tenemos un precio promocional de apertura hasta el 21 de diciembre.