“Espiritual”, para nosotros, es estar consciente en cada acto que haces en tu vida, conectado y respetando no solamente las leyes de la sociedad sino también las leyes de la naturaleza.

En “Espiritual Chef” tenemos esa consciencia en el acto del chef, preocupándonos y ocupándonos por qué comprar o cosechar, por cómo manipular los alimentos, cómo presentarlos, así como por la influencia de nuestras elecciones nutricionales en el planeta y en los seres que la habitan.

Nuestros hábitos alimenticios influyen en gran medida en nuestra calidad de vida y en la manera en la que nos relacionarnos con nosotros mismos y con el entorno. El alimento es un combustible consumido a diario que genera un efecto en nuestro cuerpo.

Nuestra trayectoria personal nos ha llevado a sumergirnos en el RAW FOOD, una dieta, medicina y filosofía de vida en fin, la cual se basa en comer alimentos en bruto, vivos, crudos, del reino vegetal y de procedencia ecológica, tales como frutas, verduras, hojas verdes, raíces, semillas, granos, legumbres, frutos secos, aceites, grasas, algas, flores, hierbas, sales, especias…

A partir de ellos creamos arte y placer provocando una experiencia inolvidable que marca un antes y un después en todo aquel que lo degusta. Sensaciones, texturas, sabores, olores, recuerdos e intención positiva son nuestras especialidades.

Utilizamos procesos naturales con los que se obtienen y se conservan los nutrientes del alimento, tales como la germinación, la deshidratación, la fermentación y la maceración. También molemos, mezclamos, filtramos, trituramos, cortamos…

Nuestra comida supone una opción culinaria sana y fresca, repleta de vida y de sorprendentes y exquisitos sabores. El resultado final es un producto que eleva la frecuencia vibratoria de nuestros estimados clientes. Creamos Gastronomía Artística, Contemporánea y Viva con Amor, con esmero y con ingredientes 100% ecológicos. Este es un viaje excitante. Este es el viaje de la COMIDA VIVA. Nos mueve un profundo deseo: que la gente se alimente de una manera más saludable y se sienta mejor.

Unos de los mantras con la vibración más elevada y buena para nuestro cuerpo es el: “Mmmmmmmmmmm”. Nosotros lo provocamos. Tú sólo lo tienes que dejar salir. Automáticamente una gran sonrisa se dibujará en su rostro.

¡Qué aproveche!